terça-feira, 25 de junho de 2013

Monterroso já sabia

El Zorro es más sabio

Un día que el Zorro estaba muy aborrido y hasta cierto punto melancólico y sin dinero decidió convertir-se en escritor, cosa a la cual se dedicó inmediatamente, pues odiaba ese tipode personas que dicen voy a hacer esto o lo otro y nunca lo hacen.

Su primer libro resultó muy bueno, un éxito; todo el mundo lo aplaudió, y pronto fue traducido (a veces no muy biem) a los más diversos idiomas.

El segundo fue todavía mejor que el primero, y varios profesores norteamericanos de lo más granado del mundo acaadémico de aquellos remotos días lo comentaron con entusiasmo y aun escribieron libros sobre los libros que hablaban de los libros del Zorro. 

Desde ese momento el Zorro se dio com razón por satisfecho, y pasaron los años y no publicaba otra cosa.

Pero los demás empezaron a murmurar y a repetir "Qué pasa con el Zorro?", y cuando lo encontraban en los cocteles puntualmente se le acercaban a decirle tiene usted que publicar más. 

- Pero si ya he publicado dos libros - respondía él con cansancio.
- Y muy buenos - le contestaban -; por eso mismo tiene usted que publicar otro.

El Zorro no lo decía, pero pensaba: "En realidad lo que éstos quieren es que yo publique un libro malo; pero como soy el Zorro, no lo voy a hacer". 

Y no lo hizo.

(Augusto Monterroso - La Oveja Negra y demás fábulas)


Quem te faz escrever mais é quando anônimo, é quando poucos olhos vêem e expectam. Com olhos demais eu sinto até dor, ardor de olhos abertos, com brilho extinto. Expectativa e intromissão em confusão, em profusão, em adendo de veja lá o que você há de dizer. E eu cheia de segredos que me extrapolam. Quase me engolindo. Depois de texto muito lido, não se lida bem com texto.

Nenhum comentário: